UN VIAJE A DANFORD

Suicidio del 97 Alexander J Cox

¡Hola de nuevo querido visitante!

Espero que hayas pasado un estupendo fin de semana… Ya entramos en la época navideña y el año va llegando a su fin!! Y hoy te voy a hablar de Danford, la ciudad en la que se desarrolla mi novela. A colación del clima que ya nos comienza a envolver, “Suicidio del 97” se desarrolla en un duro invierno. Sí que es cierto, que como en muchos inviernos, hay mañanas soleadas, que auguran el comienzo de un gran día… Pero nada más lejos de la realidad. La tormenta presagiará malos momentos, que son los que rigen la historia.

Pero centrémonos en Danford. Mi ciudad no existe. Nunca ha existido. ¿De dónde me vino este nombre? No podría decirlo con exactitud. Como ya comenté en uno de mis primeros posts, la novela se cocinó hace veinte años, con lo que internet no era lo que es a día de hoy. Cuando la novela llegó a su fin, decidí preguntar por “Danford” a un buscador, para ver de dónde había podido surgir ese nombre. Solo un colegio mayor apareció en internet “Danford College”. Y puedo asegurar que no me sonaba de nada…

Y seguramente te preguntarás… ¿Dónde se sitúa Danford? Realmente no tiene una ubicación específica, nunca la tuvo. Y, de hecho, el texto no aporta datos acerca de su situación geográfica. Podría estar en Noruega, Nueva Zelanda, Estados Unidos o Italia. Puedes situarla donde tu imaginación la ubique; puesto que uno de los puntos clave de “Suicidio del 97”, es que podría pasar en cualquier lugar del planeta. Las situaciones podrían pasarle a cualquiera. Y eso es lo interesante de leer una novela como la mía. Con mi historia, no te obligo a que te imagines una campiña francesa o un entorno italiano. Tú vas a imaginarte Danford donde tú quieras.

Danford es una pequeña ciudad y lo único que sabrás de ella es que está junto al mar. Tiene pequeñas casas unifamiliares, algún bloque de poca altura y mucho verde. Tiene parques, muchos árboles y hasta un bosque. Un pequeño cine, lo suficientemente grande para albergar a sus habitantes. No hay centros comerciales, no hacen falta. Los Almacenes Meca’s son lo suficientemente grandes como para abastecer las necesidades de todos.  Pertenecen a los Pratt desde hace más de cuatro décadas y sigue funcionando a la perfección. Danford tiene todo lo que una pequeña ciudad puede necesitar: su hospital, el instituto, la iglesia, el ayuntamiento, el banco, un par de farmacias, peluquería, papelería, un par de pequeños hotelitos de principios del siglo pasado e incluso una tienda de mascotas, donde los animales de la ciudad tienen su pequeño “spa” particular. El cementerio se encuentra casi a las afueras, pasada la empresa Devon, encargada de todas las construcciones de la ciudad. Incluso tienen su propio abastecimiento de alimentos gracias a Heller´s Magic, propiedad también de tres habitantes de Danford.

Las calles siempre están limpias, las farolas alumbran cada noche las calles de la ciudad. Los bancos mantienen su pintura intacta. Pese a lo que pueda parecer, Danford es una ciudad extremadamente cívica. Al menos, en cuanto al aspecto de su entorno.

Lo que ocurre de puertas para adentro… tendrás que descubrirlo.

Hasta la próxima lector!!!

Acuérdate de dejar tus comentarios, pincha en “Me gusta” y comparte este artículo si te ha gustado.


LA PORTADA DE “SUICIDIO DEL 97”

Alexander J Cox

¡Hola de nuevo queridos visitantes!

En el día de hoy quiero hablaros un poco acerca del vídeo que realicé para la presentación de la portada de mi primer libro “Suicidio del 97”. En realidad, fue mi quinto vídeo publicitario de la novela, pero quería empezar por este, puesto que creo que es con el que comencé a ser plenamente consciente acerca de lo que se avecinaba: mi libro iba a ser impreso. Por fin.

La portada ya estaba lista. Ya había recibido el archivo para dar el OK a la editorial y estaba eufórico. Había quedado espectacular. Nunca imaginé que fuera de vital importancia el diseño de la portada.

¿Y por qué es importante una portada? Pues muy sencillo. La portada del libro es igual que el cartel de una película, la foto principal de un catálogo de moda o el flyer de una fiesta en la discoteca de moda. Es la carta de presentación para dar a conocer tu producto. Es lo primero que los ojos de los posibles compradores van a ver acerca de tu trabajo. Es tu obra mostrada en un primer impacto; de ahí que sea absolutamente necesario trabajar la portada con el mismo mimo y cuidado con el que has escrito tu novela.

Como escritor novel, debo decir que ese detalle era algo que se me había pasado por alto. No me había parado a pensar en el impacto que la portada podía causar en los lectores. En mi mente rumiaba una idea acerca de lo que quería mostrar, pero no tenía la seguridad suficiente de que aquello funcionara. Así que investigué hasta dar con la imagen que, para mi gusto, reflejaba a la perfección el trasfondo de mi novela. La soledad. Y creo que acerté.

Tras unos breves vídeos publicitarios (de los que hablaré en otro post), quería mostrar la portada recién terminada para que todo el mundo disfrutase de ella como lo hice yo (bueno, puede ser que a la gente no le hiciera tanta ilusión, pero ya me entiendes). Así que me puse manos a la obra con el trabajo de creación.

El vídeo de presentación de la portada de “Suicidio del 97” era algo sencillo. Los nombres de los principales protagonistas se unirían a dos frases que, casualidades de la vida, se convertirían en mis frases “fetiche” a la hora de promocionar el libro. “Bienvenidos a Danford” conseguía sembrar la curiosidad acerca de una ciudad desconocida; y su compañera “no va a ser agradable” creaba expectación sobre lo que aquel vídeo estaba por ofrecer. La portada (que creo que es acertada al máximo) consiguió llamar la atención de muchos lectores por su sencillez, pero también por su halo de misterio, gracias al trabajo de fondo de imagen.

A continuación, tienes la oportunidad de disfrutar de ese vídeo (si aun no lo has visto) y sentir como empezó todo esto.

¡Que lo disfrutes!

Acuérdate de dejar tus comentarios, pincha en “Me gusta” y comparte este artículo si te ha gustado.