SURFACE

Opinion de Surface

Surface (2005)


Dirección: Jonas y Josh Pale

Reparto: Lake Bell, Jay R. Ferguson, Rade Serbedzija, Carter Jenkins y Leighton Meester.

Temporadas: 1

Episodios: 15

SINOPSIS

Extrañas criaturas marinas están apareciendo por todos los océanos del mundo. No hay explicación alguna de donde han salido o que es lo que buscan. Investigadores están preocupados por lo que ese descubrimiento puede acarrear, mientras un joven encuentra una pequeña cría de un ser también desconocido para la raza humana.

OPINIÓN PERSONAL DE “SURFACE

Esta serie probablemente pasó desapercibida para la gran mayoría allá por el año 2005, debido a que solo contó tristemente con una temporada y su éxito fue más bien discreto. Y personalmente, amante de historias extrañas, me fastidió bastante que no existiera una continuación de aquella historia.

La idea de monstruos ocultos en el ancho mar, que deciden salir a la superficie y reclamar su lugar en el planeta, me parece una idea como poco diferente. Al menos para una serie que no deja un segundo para absurdos minutos de relleno innecesario. Una serie de NBC, cancelada quizás injustamente, puesto que la historia, entrelazada con tantas tramas, hubiera ofrecido bastantes más episodios de los que pudimos disfrutar.

Los efectos especiales puede que a día de hoy resulten más bien regulares, de hecho, en su momento, no me resultaron excesivamente bien elaborados; pero es que no hay que olvidar que estamos ante una de esas series “de segunda” por las que no se apostaba demasiado. Pero, aun así, esa leve carencia de calidad digital, no resta en ningún momento credibilidad a la historia. Los personajes aparecen bien delineados argumentalmente; no soy de las personas que analizan las teorías conspiratorias y científicas para ver si son ciertas o no, por lo que no cargo contra su veracidad a nivel científico. Disfruté de cada escena, de cada episodio, que conseguía dejar el clímax en un in crescendo que se ampliaba a medida que la serie avanzaba.

Ritmo en la narración lo suficientemente rápido como para no aburrir, pero lo necesariamente lento como para conseguir que toda la información que desean darnos, sea entendida a la perfección. Tensión, drama, amor y terror en perfectas dosis para aderezar una historia sobre lo que no conocemos. ¿Podría alguien asegurar que esto nunca podrá pasar? Probablemente no, solo los mas puristas y reacios a abrir su mente, asegurarán que conocemos todo lo que nos rodea. Aunque no sea así.

Debo decir también, que el final de la serie, porque si fuera el final de temporada seria soberbia, me ha dejado helado. Recuerdo que por aquella época también tuve la suerte (buena y mala a la vez) de ver otra serie que terminó con un cliffhanger muy del estilo (Invasión) por lo que fue una sorpresa tras otra. Como final de serie, se encuentra muy en la linea de los finales atípicos que tanto gustan hoy en día, sobre todo en la rama del terror. Un final abierto que hace que pienses dos cosas: ¿por qué la han cancelado? y ¿qué le espera a la humanidad ahora?

Lamentablemente, nunca lo sabremos. Cada uno debe hacer su propio teorema sobre la continuación tras esos últimos minutos. A mi me dio que pensar, y no para bien.


INSATIABLE

Opinion de Insatiable

Insatiable (2018)


Dirección: Andrew Flemming

Reparto: Debby Ryan, Dallas Roberts, Christopher Gorham, Alyssa Milano, Kimmy Shields y Michael Provost

Temporadas: 2

Episodios: 22

SINOPSIS

Patty Bladell tiene sobrepeso. En el instituto es el blanco de mofas y bromas acerca de su físico. No es feliz y se refugia en su casa con su amiga de la infancia Nonnie. Hasta que una noche, tiene un altercado con un indigente en un parking público y Patty se encuentra con la mandíbula rota y bebiendo líquidos durante todo el verano. Así es como Patty vuelve al instituto delgada, hermosa y con ganas de venganza.

OPINIÓN PERSONAL DE “INSATIABLE

¿En serio? Todo el revuelo creado antes del estreno de esta serie me da a mí que fue demasiado exagerado. Porque a mí la serie me ha gustado, me ha parecido muy entretenida. Para poder hablar de algo, desde mi punto de vista es necesario conocer toda la información acerca de ello. Y un tráiler dice muy poco de esta serie. Porque la obesidad de la protagonista es el punto de partida, nada más. Si hubiera tenido gafas y aparato (una Betty la fea) también habría sido censurada por este nuevo público. Porque a día de hoy, nada nos parece bien, somos así…

Creo que esta serie no pretende tomarse en serio nada de lo que muestra. Aunque trate temas escabrosos, delicados o políticamente incorrectos, no pienso que quiera sentar las bases de ningún argumento moralmente tenido en cuenta. Muchas de las situaciones (la gran mayoría para ser justos) que ocurren capítulo tras capítulo son tan extremadamente alocadas, absurdas algunas y grotescas otras, que, si no quieres pasar un rato divertido ante el televisor, mejor ni la pongas. Es una comedia disparatada, irreverente y malvada. Si, el personaje principal no es angelical, por muy hermosa que sea Debbie Ryan. Porque es un personaje que sí, estaba obeso y ahora está delgado (dios mío, salvadnos de cuidar nuestra salud) y a partir de ahí decide vengarse de todos aquellos que la trataron mal (y lo malo es que su obesidad fuera motivo de burla, no la venganza como método de aceptación, toma ya…). Pero es que, Patty Bladell no es feliz, es decir, perder peso no la ha hecho feliz. De ahí sus acciones y sus ideas a cada cual más rocambolesca.

Los personajes de esta serie son exageradamente ridículos. Pero en el buen sentido. Es una serie alocada, por lo que las personalidades de todos (y recalco el todos) está extrapolada al máximo, convirtiéndose prácticamente en una caricatura de sí mismos. Porque es lo que necesita una serie así. Unos personajes que se rían de sí mismos, que no analicen las acciones que realizan; solo sufran las consecuencias de sus actos. Los giros de guion son a cada cual más retorcido, por lo que no tiene sentido sentirse identificado con ningún personaje; lo cual nos lleva al círculo vicioso de que nada lo que pase en esta serie te debe afectar. Es una comedia negra. Punto y final. No rasquemos más para hacernos los dolidos.

Creo que cada día que pasa, los límites ante lo que se puede hablar, decir o mostrar se están cerrando demasiado. Y al final de todo esto, nos encontraremos ante películas o series que mostrarán una perfección tan purista, metódica y robótica que dará hasta miedo. Porque todo nos molesta, todo resulta un ataque directo, todo es denunciable, todo es censurable. Pues mi opinión es que, si miramos atrás, algo tan hermoso como “Romeo y Julieta” del gran Shakespeare sería denunciable a día de hoy por las infinitas razones a las que nos agarramos hoy. Y eso es taaaan triste…

Así que, yo personalmente estoy buscando el hueco para poder seguir con la segunda temporada para ver cómo se resuelve el cliffhanger que nos dejó el señor Flemming al final de la primera temporada.


EL ASESINATO DE GIANNI VERSACE

Opinion de El asesinato de Gianni Versace

El asesinato de Gianni Versace (2018)


Dirección: Tom Rob Smith y Ryan Murphy

Reparto: Edgar Ramirez, Darren Criss, Penelope Cruz, Ricky Martin, Cody Fern y Finn Wittrock

Temporadas: 1

SINOPSIS

En el año 1997, el asesinato de Gianni Versace conmocionó a todo el mundo. Esta serie narra la historia paralela del diseñador italiano y de su asesino Andrew Cunanan, un psicópata que dejó un reguero de cadáveres antes de rematar su odisea de crímenes sobre el cuerpo de Versace. La serie, alternando flashbacks y flashforwards plantea la historia en sentido inverso, dando a conocer la historia de Andrew desde su último crimen hasta sus inicios.

OPINIÓN PERSONAL DE “EL ASESINATO DE GIANNI VERSACE

Con la boca abierta. Así me quedé al terminar de ver esta serie. Cuando conoces una historia, pero no los detalles más escabrosos, no cabe otra sensación al descubrirlos. Esta es la segunda temporada de la antología American Crime Story, pero al ser independientes, la trataré como una serie ajena a la temporada anterior (que trataba sobre O.J. Simpson).

Darren Criss, actor de la mítica serie Glee, abandona su dulce papel musical para enfundarse en la piel del asesino Andrew Cunanan y lo hace por la puerta grande: un Globo de oro y un Emmy, además de otros galardones, sitúan la actuación de este joven actor como una soberbia clase magistral de interpretación. Pocas veces un ser tan bello como es Darren produce tanto rechazo como en esta serie. Malvado, histriónico, perverso, mentiroso. Pocos son los adjetivos que describen la personalidad del asesino que arrebató la vida de cinco hombres, entre ellos la del diseñador Versace a las puertas de su casa. Y Darren Criss borda ese papel; su actuación es hipnótica, traspasa la pantalla para producir un escalofrío en los espectadores. Tan frío, tan cruel, tan loco.

Tres de los protagonistas principales me han sorprendido: Edgar Ramírez es un altamente creíble Gianni Versace, dulce y cariñoso (lo cual ofrece el lado mas humano de este diseñador), enamorado de la vida, de su pareja Antonio (un Ricky Martin que se descubre como actor, nada desdeñable por cierto), de su empresa y de su hermana Donatella, una sorprendente Penélope Cruz; si tienes la oportunidad de ver la versión original (que es como se disfrutan muchas series y películas) es un placer observar como no solo esta actriz crea una Donatella físicamente parecida, sino que su voz no posee matiz alguno de la verdadera Cruz. Lastima que estos tres protagonistas no tengan una participación más amplia en la serie.

¿Y por qué? Porque aunque el titulo así lo refiera, la serie no trata sobre Gianni Versace. La historia no gira en torno al diseñador. Su asesinato es el punto de partida para conocer a su asesino y cómo llegó hasta el. “El asesinato de Gianni Versace” es la historia de su asesino. Pero, ¿cómo poner en un titulo el nombre de semejante desalmado? Muchos no sabrían quien fue o lo que hizo, por lo que el reclamo es su ultima victima, su cúspide de locura.

La serie utiliza un sistema de narración diferente al habitual. Recuerda a la historia de aquel film francés “Irreversible” (no apto para todos los estómagos) en su ejecución narrativa. Comenzamos con la historia entre Andrew y Versace para ir viendo capitulo a capitulo, como sucedieron todos los hechos en la vida del asesino, hasta conocer prácticamente sus orígenes y el por qué de su psicótica personalidad. Al principio resulta extraño este tipo de narración, pero a medida que los episodios se suceden, todo va tomando forma y se van explicando muchas de las acciones de Cunanan.

Pese a lo que muchos puedan pensar, esta serie no está pensada (o al menos a mi no me lo parece) para que el personaje de Andrew Cunanan transmita lástima. Suele pasar con algunos films que su tratamiento intenta “justificar” de alguna manera los actos de los asesinos, queriendo vagamente dotarlos de una humanidad que sus actos les han arrebatado. Pues en “El asesinato de Gianni Versace” eso no ocurre. El personaje de Darren Criss, a medida que los capítulos se van sucediendo, crea en el espectador esa sensación de desprecio que no desaparece hasta el ultimo minuto del ultimo episodio. Nada es humano en Andrew, nada es justificable, nadie es culpable de sus actos. Simplemente era un asesino y perpetró lo que el quiso. Nadie más, solo el.

Puede ser que tanto la familia Versace como su pareja D’Amico no estén de acuerdo con la resolución de esta serie, o con la imagen que se ofrece del círculo que rodeaba a Gianni. Pero lo que queda claramente mostrado en esta fabulosa serie, es el periplo suicida que vivió su asesino hasta culminar esa vorágine de crímenes matando a su ídolo Gianni Versace. Y lo cierto es que hiela la sangre observar como un ser humano fue capaz de crear un entramado de mentiras y engaños por llegar a poseer fama, dinero y lujo. Altamente recomendable.