LA PERFECCIÓN (o cuando la favorita deja de serlo)

La perfección (2018)


Dirección: Richard Shepard

Reparto: Allison Williams, Logan Browning y Steven Weber

SINOPSIS

Una antigua prodigio del violonchelo, retirada de escena por la enfermedad de su madre, vuelve a la escuela donde sus mentores la han sustituido por una nueva pupila. Comienza así un oscuro camino para conseguir volver a brillar como la estrella que fue antaño.

OPINIÓN PERSONAL DE “LA PERFECCIÓN

Magnífica pieza fílmica la que nos ofrece Netflix dentro de su catálogo. Pese a que sea una plataforma altamente criticada por la calidad de sus producciones propias, debo decir que yo no soy de las personas que opinan así. De hecho, habrá más de una opinión acerca de productos de su catálogo. Y eso es porque me gusta lo que Netflix hace. Llamadme raro. No me importa.

Richard Shepard ha creado una película extremadamente retorcida, absolutamente bizarra y completamente atípica. Al menos puedo decir que, siendo un fanático de los trailers, esta película no era para nada lo que me esperaba. Esto de disfrutar viendo los trailers es un problema peligroso en estos tiempos que corren. Las productoras tratan de atraer al máximo de público posible mostrando gran parte de lo importante de sus películas. ¿Qué ocurre con esto? Que hay veces que nos muestran más de la cuenta; y hay veces que echan a perder grandes películas por enseñarnos demasiado. Pero es que este es un problema bastante mas serio si hablamos de Netflix, gigante que tiene la mala costumbre de destripar la mayoría de sus films mostrando gran parte en sus anuncios. Por suerte, el rey del streaming actual lo hizo bastante bien con La perfección, mostrando solo la punta del iceberg de lo que iba la historia.

Y yo estaré eternamente agradecido por no desvelar nada acerca del guion de esta película. Rocambolesca historia llena de giros inesperados, vueltas de tuerca disparatadamente irreverentes y un final para nada esperado.

La fotografía, colorida y delicada, está cuidada al detalle, mostrándonos planos extremadamente hermosos, acompañados de la siempre armoniosa melodía de un violonchelo. La belleza de sus dos protagonistas no hace sino engrandecer la puesta en escena de cada fotograma, filmado a golpe de cámara (el trabajo en el autobús es increíble, creando verdadera angustia). La música, obviando las escenas de chelo, consigue atrapar al espectador en un bucle angustioso, aderezado por esas notas de piano incesantes y machaconas.

Las protagonistas principales bordan sus personajes, dotándoles de la humanidad necesaria para crear una simbiosis perfecta entre ambas. Allison Williams, que ya sorprendió por su papel en Déjame salir (esa novia que todo heterosexual desearía tener), delinea a una violonchelista olvidada por sus mentores con una calidad actoral sublime. El viaje a Japón para conocer a su sustituta será el comienzo de su camino por recobrar el cariño perdido de sus creadores. A partir de ese momento, comienza una montaña rusa loca e incoherente que me mantuvo mirando fijamente a la pantalla murmurando a cada giro un ¡¿Cómo?!¡Venga yaaa!. Ese tipo de giros inesperados me recordaron mucho a una película de hace bastantes años Juegos salvajes; aunque la temática no iba por los mismos derroteros, cierto es que fue una película con tantísimos giros de guion que incluso intercalados en los créditos finales podías ver escenas que te dejaban con la boca abierta. Bueno, en esta película, los giros ocurren durante toda la película y consiguen mantenerte atento durante todo el metraje.

Su compañera de reparto Logan Browning ofrece una interpretación equiparable a la de su partenaire, consiguiendo empatizar con el espectador desde que la acción comienza. Personalmente esta actriz consiguió transmitirme una angustia como pocas veces me ha ocurrido.

Cierto es que no se puede decir mucho más de esta película sin destripar la historia, así que lo mejor es que os invite a verla sin que conozcáis mucho mas acerca de ella. Eso si, no es para estómagos delicados. Que no os engañe la música del violonchelo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s